No hemos llegado a mitad de temporada regular y la mejor liga del mundo no para de sorprendernos, en esta ocasión la noticia más llamativa es que se acabaron los invictos en la liga. Tanto Philadelphia Eagles como los San Francisco 49ers cayeron derrotados en sus respectivos encuentros.

Esto fue otra obra maestra por parte de los guionistas de la liga, que decidieron guardar esta sorpresa para la semana 6 de la temporada dándole protagonismo a los Cleveland Browns y New York Jets.

Ojo como digo siempre hay que contextualizar y analizar a profundidad las cosas para evitar caer en exageraciones, estas derrotas más que afectar a los derrotados, le da esperanzas de vida a los vencedores.

Por eso hablemos un poco de los dos puntos en común de ambos partidos.

La defensa como arma para atacar

A muestras de lo que fue el partido de ayer, no es ninguna locura decir que los Browns tienen la mejor defensa de la liga y que manera de demostrarlo ante el mejor equipo de la NFL.

La mejora de esta defensiva (que ya era buena) es gracias a que Jim Schwartz empezó a ser más agresivo con su secundaria, aprovechando la facilidad para presionar de la línea defensiva para defender hombre a hombre y utilizar un tercer safety en cobertura.

Antes de este juego los 49ers venían de anotarle 40 puntos a una excelente defensiva como Dallas, además estaban promediando 33.4 puntos y 402.6 yardas por partido. Cleveland los dejó en 17 puntos y 215 yardas.

Por otra parte la defensiva de los New York Jets tuvo una gran noche a nivel defensivo, limitando a 14 y forzando 4 pérdidas de balón a Jalen Hurts y compañía.

Entre la efectividad de la línea defensiva ganando en las trincheras más el plan de juego de Jeff Ulbrich, la defensiva de los Eagles se vio muy disminuida. El acierto de los Jets fue utilizar presiones simuladas durante todo el partido obligando a Hurts a estar adivinando constantemente.

Una estadística interesante es que los Jets han enfrentado a 3 mariscales de campo que estuvieron en la votación del MVP la pasada temporada (Mahomes, Allen y Hurts) y combinando los tres partidos han permitido: 74/114 pases, 3 anotaciones y 8 intercepciones.

Juego terrestre

Tanto Browns como Jets estaban jugando sin sus mariscales de campo titulares en sus respectivos partidos. PJ Walker fue el encargado de comandar el ataque de Cleveland, mientras que Zach Wilson hizo lo mismo con el ataque de los Jets.

Ambos mariscales de campo no tienen el peso para ser la pieza central de una ofensiva y por esa razón el juego terrestre fue una parte fundamental en ambas victorias.

Los Browns finalizaron con 160 yardas terrestres, promediando casi 5 yardas por acarreo y con Jerome Ford como líder con 87 yardas en 11 carreras más una anotación.

Cleveland utilizó muchas carreras exteriores en pin and pull para evitar presiones de la línea defensiva y obligar a la secundarias de San Francisco a tener que ser efectivos tacleando. Esto después benefició al juego de play action y a su vez le quitó presión a Walker.

Por otro lado, no me quiero enfocar específicamente en el juego terrestre de Jets sino en la importancia de su corredor Breece Hall. Parece haberse recuperado por completado de la rotura de ligamento cruzado anterior que tuvo el año pasado.

Hall está teniendo un rol importante para el ataque de los Jets, en el juego terrestre se le ve muy explosivo en los acarreos sobre todo por el centro, estirando a las defensas. Y en el juego aéreo es un target interesante ya que es un mismatch favorable cada vez que lo defiende un linebacker.

Además que es una vía de escape efectiva para Wilson cuando la defensa cubre muy bien el campo. Ayer corrió para 39 yardas más una anotación y tuvo 5 recepciones para 54 yardas.

La especialidad de la NFL

Una última cosa que quiero decir es que este tipo de cosas son las que hacen de la NFL la mejor liga del mundo, quien iba a pensar que los Cleveland Browns y New York Jets serían los encargados de finalizar los últimos dos invictos.

Cada semana hay un atractivo para ver, hay muchas cosas para elegir y pasar un domingo pegado a la TV. En esta liga no necesitan generar narrativas como el caso de la NBA o esperar mucho tiempo para ver enfrentamientos emocionantes como el fútbol, simplemente cada fin de semana habrá algo que te cautivará como espectador.

Oct 15, 2023; Orchard Park, New York, USA; New York Giants running back Matt Breida (31) runs against the Buffalo Bills in the first quarter at Highmark Stadium. Mandatory Credit: Mark Konezny-USA TODAY Sports

Faltan 11 semanas de temporada regular, aún estás a tiempo de sumarte al barco de la NFL y eso sí, una vez que estés arriba no te vas a querer bajar.


Like it? Share with your friends!

Eduardo Vidal

Analista deportivo especializado en fútbol, baloncesto y fútbol americano

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *