Todo es alegría para los aficionados, cuerpo técnico y gerencia de los Mets de Nueva York por el regreso, ¡y de qué manera!, de Edwin Díaz a los terrenos de juego después de un año de ausencia producto de una rotura del tendón rotuliano derecho mientras representaba a la selección de Puerto Rico en el Clásico Mundial de Beisbol 2023.

El hecho quedó grabado en la mente de quienes compraron el ticket y se dieron cita este lunes, 11 de marzo, en el Clover Park -campo de entrenamiento del conjunto metropolitano- para presenciar el partido entre los Mets y los Marlins por Spring Training.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Estos son los candidatos para ganar el Este de la Liga Nacional en 2024

Edwin Díaz se lució con apenas 14 lanzamientos

Todo sucedió como si hubiese estado plasmado en un auténtico guion de película. Desde el ingreso de la superestrella hasta su actuación desde el morrito.

Antes de iniciar la parte baja de la quinta entrada, una vez que el abridor Tylor Megill terminó su labor con cuatro innings completos, la tensión comenzó a hacerse sentir dentro del recinto, pues los presentes ya conocían quién sería el siguiente serpentinero en arribar a la lomita.

El ambiente mejoró todavía más cuando comenzaron a sonar las icónicas trompetas que se escuchaban en la temporada 2022 cada vez que el «Sugar» salía a un relevo, generalmente en los momentos de mayor tensión en los compromisos (9° inning). La música sonó y el público se dispuso a ovacionar incansablemente mientras el boricua trotaba calmadamente hacia su primera salida con la camiseta de la Gran Manzana en más de 365 días. ¡Magia pura!

Afortunadamente para Díaz y para los hinchas presentes de los Mets, el momento de emoción no quedó solo en la entrada triunfal, sino que el derecho de 29 años dominó a placer a los tres bateadores que enfrentó del conjunto de la Florida.

Jesús Sánchez, Avisaíl García y Jon Berti fueron retirados en orden por la guillotina que impuso el Relevista del Año de la Liga Nacional en 2022 con su relevo. Ponchó tirándole a los tres bateadores, todos con el mismo envío: slider.

Solo necesitó un total de 14 lanzamientos para terminar su labor y retirarse calmadamente hacia el dugout con la satisfacción de no haber podido exhibir una mejor versión de su juego.

«Simplemente estaba tratando de controlar mis emociones en ese momento», confesó Díaz luego del encuentro cuando le preguntaron sobre lo que sintió al oír nuevamente su música de entrada al terreno.


Like it? Share with your friends!

David Benítez - @davidbedeportes
Estudiante de Comunicación Social | Locutor profesional | Redactor para Hispanic Sports Media y Meridiano Online

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *