Estamos a una semana de que se dispute el Super Bowl LVIII de la NFL, entre los Kansas City Chiefs y los San Francisco 49ers, y por eso en HSM queremos darte un pequeño análisis de los dos equipos que vuelven a chocar en esta instancia tras la final ganada por los Chiefs, en 2019, por marcador de 31-20.

En esta ocasión la primera radiografía será para el conjunto de Kansas City, los actuales campeones del circuito que desean convertirse en apenas el octavo equipo en ganar títulos consecutivos en la NFL.

De la mano de Patrick Mahomes y Travis Kelce, y dirigidos por el legendario Andy Reid, la organización de Kansas City va a su cuarto Super Bowl en las últimas cinco campañas, proyectándose como una nueva dinastía dentro de la liga al ganar dos anillos en tres de esos choques.

La dupla Mahomes-Kelce, el arma letal de los Kansas City Chiefs

Luego de que hace dos campañas Tyreek Hill se fuera a los Miami Dolphins, muchos daban por sentado que la ofensiva de los Chiefs se vendría abajo estrepitosamente. El dinamismo que Hill le daba a este ataque era increíble, pero todos se olvidaban que para que esto ocurriera era necesario contar con un QB élite como lo es Mahomes.

A pesar de la salida del receptor, y que no llegaron muchos nombres relevantes al cuerpo de wide receivers, el mariscal de campo encontró la fórmula para seguir poniendo en marcha el ataque de Kansas City y mantenerlo como uno de los más destacados de la liga.

Mahomes ha puesto a prueba más de una vez su gran inteligencia y calidad, escapando como Houdini de las defensas rivales y lanzando fuera de la línea de golpeo con una precisión increíble.

Por eso no extraña que este año sea nuevamente candidato al MVP, esto tras llevar a su equipo al liderato de la AFC Oeste, con marca de 11-6, y lanzar por sexta ocasión consecutiva al menos 4.000 yardas por aire y 26 pases de touchdown.

Eso sí, gran parte de la responsabilidad de esos números la tiene Kelce, el histórico ala cerrada que nuevamente está en medio de una campaña élite sobre el emparrillado al terminar segundo en más yardas recibidas para un tigh end dentro de la liga.

Kelce, además, ascendió al puesto número uno de más recepciones en postemporada, superando a Jerry Rice con 176, mientras que su dupla con Mahomes es la que más TD ha conseguido en playoffs con 16, desplazando a la histórica combinación de Tom Brady y Rob Gronkowski.

La defensa también tiene su mérito

Luego de una actuación defensiva no muy convincente durante la campaña pasada, los Chiefs hicieron algunos cambios claves para terminar este año como una de las más sólidas del circuito.

Un ejemplo de ello es que Kansas City se posicionó como el segundo equipo que menos puntos por encuentro concedió en la liga con 17.3, una diferencia considerable al promedio del torneo anterior en el cual concedieron 21.7 puntos por choque.

Mejora que vino de la mano de la consolidación de la secundaria, la misma que el año pasado fue la peor del circuito con 33 TD por aire concedidos a diferencia de los 19 de esta zafra. Además, pasaron de tener el segundo porcentaje más alto de TD permitidos en la zona roja a ser el octavo mejor de la liga.

Datos más que suficientes para apoyar de manera positiva a la ofensiva liderada por Mahomes, que nuevamente terminó dentro de las 10 mejores de la NFL en producción en ataque.

Isiah Pacheco, el as bajo la manga de Andy Reid

Mientras que todo el foco de atención estará en la ya nombrada dupla Mahomes-Kelce, no necesariamente todo el ataque de los Chiefs va a recaer en dicha mancuerna.

Para poner a pensar un poco a la sólida defensa de los 49ers, Andy Reid cuenta con Isiah Pacheco, el corredor de ascendencia puertorriqueña y dominicana que se ha hecho notar con su habilidad para correr con el ovoide con mucha potencia y velocidad.

En su segunda campaña en la NFL el running back ha recibido una gran cantidad de elogios por parte de su entrenador en jefe, quien le ha demostrado su confianza dándole el balón a menudo y en momentos importantes de los encuentros.

De hecho, en cada uno de los tres partidos de los Chiefs en esta postemporada logró anotar un TD por la vía terrestre, en dos de esos duelos corrió en 24 oportunidades y en par de ocasiones sumó al menos 89 yardas.

Sin duda, una pieza clave para un Andy Reid que le gusta sorprender a sus rivales y que tiene en Pacheco una figura para no sobrecargar el juego aéreo de Mahomes.


Like it? Share with your friends!

Henry Roldán

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *