El estadio Diego Armando Maradona fue testigo de un partido emocionante entre Milán y Napoli que finalizó con un empate 2-2. En vísperas de lo que sería el cumpleaños 63 de Diego Armando Maradona, ambos equipos le rindieron un gran homenaje dentro del terreno de juego con la exhibición que dieron.

Un partido de fútbol con un ritmo uy elevado de ida y vuelta donde inguno de los dos tenía miedo a arriesgar con tal de ganar. El encuentro se dividió en dos ya que el primer tiempo fue completamente para el Milán mientras que los segundos 45 se los llevó el Napoli.

Un empate que a ambos les deje un mal sabor de boca porque tuvieron la posibilidad de llevarse los tres puntos en diferentes momentos del partido. Lo cierto es que con este empate ya son seis partidos seguidos en los que el Napoli no puede vencer al Milán jugando como local, la última vez fue en el 2018.

La eficacia de Giroud

El Francés fue el jugador más importante de la primera mitad ya que fue el autor de los dos goles del Milán. Finalizó con 19 toques de balon, de los cuales dos de ellos terminaron en gol. Dos jugadas con fórmulas similares, centros laterales desde el costado derecho.

En el primero la intuición de Giroud le permitió anticiparse intento de offside por parte de la zaga del Napoli y en el segundo con todo el oficio del mundo, le terminó ganando el mano a mano a Rrahmani, sujetándolo con un brazo para crearse el espacio y cabecear.

Es un delantero de oficio que utiliza muy bien su cuerpo para sacar ventaja el mejor estilo de Nikola Jokic cuando pivotea en el poste bajo. Ya son 38 goles en 97 partidos con la camiseta del Milán.

Los cambios en el segundo tiempo

Muchos entrenadores utilizan la nueva regla de los cinco cambios para intentar cambiar el curso del partido, teniendo más posibilidad para incidir en el terreno de juego. Este fue el caso de Rudi García que realizó tres variantes al inicio de la segunda mitad.

Con este movimiento se puede decir que reconoció su mal planteamiento inicial que sorprendió a muchos con la elección de Elmas en el medio campo al lugar de Cajuste y de Rrahmani por Ostigard. Ambos impactaron para mal en el rendimiento del equipo.

Por esto decidió darle ingreso a Giovani Simeone para acompañar a Raspadori en ataque, Ostigard que ordenó la defensa y Mathias Olivera que ayudó a contener el sector derecho del Milán. Desde ahí el partido emocionante revivió.

Desde acá el equipo se ordenó y pudo conseguir el empate, primero con una acción individual de Matteo Politano al minuto 50 que le dio un envión anímico increíble al equipo para que al minuto 63 Raspadori igualara las acciones con un golazo de tiro libre.

García sigue en la cuerda floja

Este empate parece alargar un poco más la vida de Rudi García que semana a semana está bajo la lupa por el rendimiento que está teniendo el Napoli, lo de hoy en el primer tiempo es netamente del entrenador francés que decidió experimentar en su alineación inicial.

El Napoli viene de ser campeón de la Serie A de la mano de Luciano Spalleti (actual técnico de la selección italiana) y esta temporada le está costando mucho poder mantener el nivel mostrado que le permitió ganar su tercer scudetto.

Si bien el Napoli venía de conseguir dos victorias consecutivas en una semana y daba muestras de levantar el nivel, lo de hoy fue una historia de dos partes. Veremos si de aquí a final de temporada García seguirá en el banquillo del Napoli.


Like it? Share with your friends!

Eduardo Vidal

Analista deportivo especializado en fútbol, baloncesto y fútbol americano

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *