El Real Madrid se clasificó a los 4tos de final de la Champions League al derrotar el día de ayer al Liverpool 1-0 en el Santiago Bernabeú. Un partido muy cómodo para el equipo de Carlo Ancelotti que sufrió muy poco en el encuentro.

Esto se debe a dos razones: 1- El dominio del medio campo que tuvo el conjunto merengue, lo que les permitió protegerse desde la tenencia de balón. 2- La falta de agresividad a la hora de presionar que tuvo el Liverpool.

Para poder entender esto de mejor manera es necesario detallar algunas cosas que sucedieron a los largo de los noventa minutos.

Camavinga de mediocentro

Desde su llegada al club, Eduardo Camavinga ha deslumbrado con el fútbol que es capaz de ejecutar. Un jugador que necesita del balón para sentirse cómodo.

Es un futbolista que le gusta asociarse con sus compañeros, que les invita a unirse al circuito de juego con esos pases cortos, no le gusta que nadie se quede sin tocar el balón. Por eso es muy común ver como se mueve a lo largo y ancho del campo en busca de sociedades.

Este tipo de futbolistas disfrutan más cuando pueden ver el juego de frente y desde una posición central, por eso el día de ayer jugadnco como mediocentro tuvo un gran rendimiento en el partido.

Al ser un jugador que posee un gran control corporal, esto le permite girar sobre su propio eje, realizar cambios de dirección e ir amagando con el cuerpo para superar rivales cuando lo vienen a presionar. Por esta razón es muy complicado robarle el balón.

Frente a un rival como el Liverpool (que le dio todo el tiempo y espacio para jugar) y rodeado de dos jugadores como Luka Modric, Toni Kroos y Karim Benzema, Camavinga puede expresar mejor sus cuales.

Por esta razón el día de ayer el mediocampo del Real Madrid tenía tanta fluidez, con jugadores agrupados para poder combinar, pero a su vez con dos aviones en los costados para activar al espacio cuando fuera necesario.

Todo iniciaba con Camavinga.

La CMK

Repito ante este contexto la elección de Ancelotti fue muy acertada, la presencia de Kroos en la zona medular fue muy importante porque le dio al equipo un socio más para poder jugar en corto. Algo que les hizo falta en los primeros minutos del partido de ida.

Modric, Kroos y Camavinga, se adueñaron del balón. Entre los tres dieron un total del 153 pases que fueron desesperando al Liverpool con el pasar de los minutos. Esto le permitió al equipo defenderse desde la posesión.

A nivel defensivo el madrid sufrió poco en los carriles interiores, en parte a la ineficacia que tenía el rival de jugar en esta zona. Si bien Camavinga es un jugador que a nivel posicional aún tiene algunos errores, sumado a que Kroos y Modric no tienen la misma energía para defender durante todo el encuentro, el Madrid salió bien parado de esta.

Carlo Ancelotti decidió jugar con cuatro mediocampistas y fue una decisión correcta.

Valverde como cuarto mediocmapista

Desde que Federico Valverde consiguió su posición como un mediocampista híbrido, el Real Madrid dio un salto de calidad tremendo. El mérito del entrenador en darle un rol al uruguayo donde pudiera potenciar sus cualidades en todas las fases del juego, es muy grande.

La dificultad que tienen los rivales para detectar a Valverde es muy llamativa ya que es un jugador que cumple diferentes roles durante el partido.

MADRID, 15/03/2023.- El centrocampista uruguayo del Real Madrid, Fede Valverde, a la finalización del encuentro correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones que han disputado hoy miércoles frente al Liverpool en el estadio Santiago Bernabéu, en Madrid. EFE/ Rodrigo Jiménez.

Su capacidad para atacar en profundidad desde el carril exterior derecho cuando se presentan los espacios le da mucho oxígeno al equipo por esa zona donde Dani Carvajal ya no es tan explosivo como antes.

Pero a su vez también puede interiorizar su posición un sumarse al circuito interno donde suele aparecer como una opción de descarga, no tiene un patrón fijo sino que se va moviendo acorde a lo que le pide la jugada. Por eso es tan díficil de detectar.

El desorden del Liverpool

Por último pero no menos importante la falta de actitud que tuvo el Liverpool. Me llamó mucho la atención la pasividad con la que jugaron durante todo el encuentro, sobre todo a nivel defensivo.

Después de la secuencia de los primeros cinco minutos, no se llegó a observar una coordinación a la hora de presionar que pusiera en aprietos al Madrid. Movimientos asilados, falta de agresividad y ausencia de un plan a la hora de presionar.

Todo esto teniendo el cuenta que necesitabana marcar tres goles en el Santiago Bernabeú. En una instacia como los 8vos de final de la Champions League y ante un equipo como el Real Madrid, este tipo de errores te terminan costando la eliminatoria.

En ataque pasaba algo parecido, Klopp se decantó por utilizar a Cody Gakpo y Diogo Jota en roles más asociados a la creación, pero esto les resto una presencia fija entre los centrales que salían constantemente de la zona a presionar.

Fueron incapaces de activar en el carril interior a Mohamed Salah, debido a que no estaba Jordan Henderson para generar el enroque de posiciones con el egipcio. El técino alemán apostó por jugar con un mediocampista menos y sumar más jugadores al ataque.

Al final se podía observar a varios jugadores del Liverpool por delante de la línea del balón, pero sin nadie que les pudiese hacer llegar el esférico con ventaja.


Like it? Share with your friends!

Eduardo Vidal

Analista deportivo especializado en fútbol, baloncesto y fútbol americano

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *